Uso potencial de dispositivos electrónicos portátiles en la docencia en Medicina.

Roberto C. Delgado Bolton. Universidad Complutense de Madrid

En los últimos años, los avances tecnológicos en relación con los dispositivos electrónicos portátiles han revolucionado múltiples aspectos de nuestra vida y han transformado la comunicación, el comercio, la cultura, la ciencia y la educación. Las ciencias de la salud y la medicina también forman parte de este cambio. A continuación se analizan los cambios potenciales en la forma de aprender, enseñar y practicar la medicina, así como otros aspectos importantes a tener en cuenta como la seguridad.

Las principales aplicaciones de los dispositivos electrónicos portátiles son el acceso a la información, la comunicación y la organización del tiempo. Sus ventajas son la portabilidad, flexibilidad y el acceso rápido a la información así como a archivos multimedia. Los retos que se plantean son un aprendizaje superficial, la búsqueda de buenas fuentes de información, la distracción, el uso inapropiado y aspectos de seguridad relacionados con el acceso y la privacidad.

En cuanto a la seguridad, la acumulación de información médica en formato digital supone un riesgo potencial importante en caso de fallos en la seguridad. Las repercusiones pueden ser importantes para la privacidad individual, la seguridad personal, así como para los sistemas sanitarios. Por ello, es importante tomar medidas como la encriptación de la información, no desatender los dispositivos portátiles y, en la medida de lo posible, evitar almacenar información sensible en los dispositivos portátiles.

En conclusión estos avances tecnológicos ofrecen un gran potencial para mejorar la curva de aprendizaje y el cuidado del paciente, aunque también presentan algunos problemas. Los organismos docentes en medicina y los sistemas sanitarios deben liderar los cambios en esta área para maximizar los beneficios de estas herramientas y a la vez minimizar los posibles inconvenientes.