Los inicios de la Radiología en el Hospital de la Facultad de Medicina de Santiago de Compostela.

Fernando. J. Ponte Hernando, Sonia González Castroagudín, Isabel Rego Lijó

En esta comunicación, dando por evidente la importancia y necesidad de que, una vez descubiertos los Rayos X, el Hospital de la Facultad de Medicina de Santiago de Compostela dispusiese de un equipo de los mismos, para su actividad médica, tanto diagnóstica como terapéutica, y quirúrgica, docente e investigadora; se establece, documentadamente, y sin lugar a dudas, que la, hasta ahora imprecisa, fecha de instalación de dicho primer equipo es la de 30 de Marzo de 1900 y no de 1901, como sostenían algunos autores, basándose en un célebre artículo de la revista regional Vida Gallega, de 28 de Noviembre de 1910, que reproduce por igual el periódico Noticiero de Vigo, de 18 de enero de 1911.
Este hecho supone que, tras el equipo que el Dr. Cobián Areal instaló en su consulta de Pontevedra en 1897, como demostró fidedignamente el radiólogo Doctor Millán Suárez, en su tesis doctoral de 2001, el equipo de Radiología del Hospital de Santiago fue el segundo de Galicia y el primero de un gran centro hospitalario gallego.
En segundo lugar, se destaca la labor de su fundador el Prof. Gil Casares, entonces jovencísimo catedrático de 29 años de Enfermedades de la Infancia y de su discreto ayudante, el malograda Dr. D. Constante Bruzos Varela que, algunos autores citaban como mecánico o electricista, posible primer médico víctima mortal de la irradiación X en Galicia.
También se da cuenta de la crónica de la presentación de los Rayos X en Santiago que hizo en el Boletín de Alumnos Internos de la facultad de Medicina, el franciscano y científico Fr. Plácido A. Rey Lemos, que llegaría a Obispo de Lugo y se apunta el posible papel del Dr. D. Antonio Casares Gil, primo-tío de D. Miguel que era médico militar en Cuba, en noviembre de 1896 cuando, como documentamos, nuestros soldados ya disponían de Rayos X, siendo ambos los únicos médicos gallegos que acudieron, en 1910, al Primer Congreso Nacional de Radiología, en Barcelona. Se recuerda el papel de Alfonso XIII en la adquisición, de su bolsillo particular, del segundo equipo Siemens, sugerido, sin concretar, por otros autores, hasta que lo hicimos en una publicación anterior, y se demuestra la fecha de llegada del mismo a Santiago a principios de agosto de 1903.